Proyecto: PLATAFORMA BIOCE, S.L.P.

Rehabilitación integral de un edificio de 4 alturas entre medianeras, manteniendo el estilo de la arquitectura tradicional y el patrimonio arquitectónico de la comarca, poniendo en valor las técnicas tradicionales de construcción de la Serranía, y utilizando la bioconstrucción como eje transversal del proyecto y la historia, el contexto y el respeto hacia la sencillez como hilo conductor de toda la obra.

Se mejoraron las condiciones higrotérmicas de la vivienda, mediante un sistema SATE de aislamiento, mediante un mortero térmico exterior en las fachadas.

En la base de este proyecto hemos intentado reunir la armonía, la sencillez, el entorno, el medioambiente, la economía local, la salud en la arquitectura y el desarrollo social.

Durante los estudios preliminares del proyecto, realizamos un trabajo de análisis de las técnicas tradicionales encontradas en el municipio de Andilla, analizando elementos tales como cubiertas, aleros, configuración de huecos, carpinterías, etc., y a partir de estas realizamos la propuesta, revalorizando los elementos existentes, sin elementos disonantes y manteniendo la arquitectura tradicional de la Serranía.

Un elemento tradicional importante que encontramos en la vivienda fueron los muros medianeros de lajas de piedra colocadas verticalmente a “panderete” y recibidas con yeso. Dicha pared medianera antes de la actuación, estaba oculta bajo un enlucido de yeso.

Después de la intervención sobre el muro, hemos dejado vista la idea original, con las lajas de piedra al descubierto. Durante la rehabilitación, la solución la terminamos con un rejuntado con mortero de cal hidráulica, que por su higroscopicidad permite un mayor intercambio de humedad, además de su refuerzo estructural.

En general, hemos utilizado materiales compatibles con el edificio histórico, como revocos de cal, pinturas minerales, y en general materiales que envejezcan dignamente, es decir, que haya homogeneidad entre la durabilidad de los materiales de nueva aportación y los materiales antiguos, huyendo en todo caso de materiales agresivos tales como el cemento portland, estructuras metálicas, o aislamientos tipo espumas de poliuretano, etc., garantizando la compatibilidad entre los nuevos materiales y los originales.

En una de las medianeras del dormitorio de la segunda planta hemos dejado “huellas”, es decir fragmentos originales de la pared medianera sin cubrir, para no perder de vista el aspecto original de dicha pared, respetando la filosofía de su arquitectura tradicional. El resto de la pared se ha recubierto mediante un revoco de mortero de cal aérea.

Con el fin de mejorar las condiciones higrotérmicas de la vivienda, se intervino en las dos fachadas (Norte y Sur). En primer lugar, previamente a su tratamiento térmico, la fachada Sur se estabilizó y consolidó mediante anclajes tipo grapas de acero con el fin de su atado a las medianeras y así paralizar su desplome.

Propusimos una mejora de su aislamiento térmico mediante un sistema SATE (aislamiento térmico por el exterior), consistente en la aplicación de un mortero térmico proyectado y aplicado en varias capas, con el fin de garantizar los parámetros fundamentales de porosidad, higroscopicidad y transpirabilidad requeridos en el cálculo del aislamiento del proyecto.

Tras varios días de humedecer el soporte base y cuando ya había adquirido el suficiente grado de humedad, se aplicó el mortero proyectado de 8 cm. en varias capas. Se aplicó un mortero preparado termoaislante tipo Biocalce de la marca “Kerakoll”, compuesto por cal natural aérea en pasta, corcho natural, piedra pómez y calizas dolomíticas. Este mortero es altamente transpirable, y está fabricado con materiales compatibles con la rehabilitación de edificios históricos.

Una vez seco, se aplicó una capa de mortero de cal aérea con acabado fino, para la regularización de la superficie de aproximadamente 3 mm. de espesor y finalmente una protección a base de silicato potásico.

A la hora de rehabilitar el forjado se han utilizado materiales naturales, mallazo de cañizo para armado de la capa de compresión de los forjados, hormigón de cal, viguetas de madera, y aligeramiento del forjado mediante arlita en la capa de compresión con el fin de no sobrecargar el peso propio.

Forjado de armadura de caña

Hemos utilizado juntas de dilatación a base de cáñamo, las nuevas instalaciones de fontanería con tuberías de polipropileno y la instalación de pluviales mediante bajantes de zinc. Así mismo, hemos instalado una caldera de biomasa en la planta baja, que alimenta los radiadores de toda la vivienda.

Los clientes se encargaron de la limpieza de las vigas y viguetas de toda la vivienda, y posteriormente se aplicó una protección de la madera con un fondo protector “Baucent”  de la marca Ecoquimia, mediante impregnación de las vigas. Este fondo protector está compuesto por aceites de linaza, aceite de corteza de cítricos, secantes exentos de plomo y otros aceites vegetales, componentes naturales que mantienen la permeabilidad al vapor de agua y la elasticidad.

Revoco de cal

Los revestimientos verticales de toda la vivienda los realizamos mediante un revoco de mortero preparado de cal natural, marca REVEX-CAL de Pavistamp. Y finalmente acabada mediante una pintura inocua para interiores a base de silicato, libre de disolventes y plastificantes, de la marca KEIM.

Ha sido necesaria una cierta sensibilidad de criterio, un bagaje histórico-cultural y un aprendizaje constante para llevar a cabo esta rehabilitación, utilizando en lo posible recursos locales y entendiendo la identidad de un pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.